Importancia del acompañamiento psicológico para la familia en el tratamiento de la Enuresis

Importancia del acompañamiento psicológico para la familia en el tratamiento de la Enuresis

4/8/2021 Por Violeta Rivera Santa Rita

La psicología ha sido fundamental para el diagnóstico y tratamiento de muchos padecimientos, y ese ha sido el caso de la Enuresis. Muchas mamás y papás recurren, en primera instancia, a la psicología para tratar de explicarse las descargas involuntarias de pipí en los niños que, aparentemente, ya no deberían tenerlas.

A pesar de lo anterior, muchas veces es necesario un diagnóstico médico, como el de un Urólogo Pediatra, para descartar causas físicas del padecimiento. Sin embargo, la intervención psicológica es parte importante del tratamiento pues para los niños, igual que para la mayoría de los padres y madres, esto significa un impacto emocional que requiere de apoyo profesional.

El tratamiento multidisciplinario dará la oportunidad de que la familia tenga un espacio de libre expresión de sus miedos, expectativas, y emociones frente a la Enuresis. Es de suma importancia que, durante este proceso, se exploren y estudien los siguientes aspectos:

a) Contexto familiar: Conocer qué tipo de relación existe entre los diferentes miembros de la familia, patrones de crianza, el tiempo que los padres están con sus hijos, así como el tipo de convivencia, reglas, hábitos y rutinas. Todo esto en un ambiente de respeto y libre de juicios.

b) Condiciones ambientales: Conocer las condiciones de la vivienda, acceso al baño; si el niño duerme solo o no, si el camino al baño está cerca de la habitación, y algunos otros factores del entorno donde se desarrolla el pequeño.

c) Grado de compromiso y motivación: Conocer cómo asimilan la Enuresis en familia, cómo se han tomado el diagnóstico. Conocer también la motivación, tanto de los padres como del niño, para trabajar con el equipo de especialistas.

Uno de los objetivos del acompañamiento psicológico es favorecer hábitos saludables, apoyar a los padres para establecer rutinas. Asimismo, motivar al paciente y a su familia para expresar la naturaleza de sus emociones de forma específica, ponerles nombre, y permitir que la familia tenga un espacio de desahogo donde no se sientan señalados.

El acompañamiento psicológico permite reducir la ansiedad, eliminar las alteraciones emocionales y de conducta, recuperando la autoestima, favoreciendo la relación entre padres e hijos y, sobre todo, que el niño participe activamente en el programa de tratamiento, haciéndolo responsable de su propio aprendizaje.

¡Recuerda que no están solos, Goodnites te acompaña!

BIBLIOGRAFIA

Especialista en intervención en crisis y urgencias psicológicas; actualmente, brinda entrenamiento en Psicología de la Salud. Cuenta con más de 15 años de experiencia en la consulta privada y en intervención psicológica hospitalaria.

  • Compártela en: