Hábitos, ¿qué son y para qué sirven?
Como Ayudarlo

Hábitos, ¿qué son y para qué sirven?

1/29/2021 Por Violeta Rivera Santa Rita

El objetivo de este artículo es contarte la importancia del desarrollo de hábitos saludables en los niños desde etapas tempranas, pues esto puede ser la base de una mejor calidad de vida.

Para que estos hábitos sean exitosos, una de las recomendaciones son las rutinas, es decir, establecer horarios y actividades específicas todos los días. Por ejemplo, procurar que la hora de la ducha sea la misma a diario. Otro tip es incluir en la rutina preparar la ropa (la pijama, por ejemplo) y establecer tiempos en las actividades: hora de inicio y hora de finalización.

Te compartimos los hábitos que más recomendamos tener en cuenta:

a) Higiene del sueño
b) Alimentación
c) Juego
d) Autocuidado
e) Lectura
f) Actividades de limpieza y organización dentro de casa
g) Actividad física

Algo clave en esta dinámica es no negociar con los hábitos. Este es un tema muy recurrente en la consulta pues, muchas veces, para lograr que nuestros hijos se laven los dientes prometemos comprarles algo; este tipo de incentivos pueden derivar en algunos trastornos emocionales, lo mejor es que el pequeño comprenda su responsabilidad y los beneficios de dichos hábitos.

A continuación, mencionaré algunas recomendaciones para cada hábito:

a) Higiene del sueño: Establecer horarios y rutinas para dormir, buscando que el niño sienta que es un lugar seguro y agradable. Se puede hacer uso de estrategias como el ruido blanco, la relajación, ejercicios de respiración, hacer el recuento de las cosas agradables del día, despedirse con alguna actividad o frase que le permita saber que, si necesita algo, estaremos ahí. Tener una lámpara o luz de noche que le permita saber que tiene el control si la obscuridad le causa temor. Es muy importante generar seguridad, pues eso hará que el sueño sea tranquilo.

b) Alimentación: Respetar los horarios y procurar una alimentación sana y balanceada. Evitar reprender o premiar con alimentos. Promover que la hora de comer sea un espacio de convivencia tranquilo, evitando temas que puedan desencadenar en intranquilidad. Observar la forma en que nuestros hijos comen, es decir, detectar oportunamente rasgos de ansiedad o bien de restricción alimenticia por temor a subir de peso.

c) Juego: Se recomienda que los tiempos de juego libre siempre estén supervisados, que verifiquemos que se respeten turnos y reglas, y los horarios establecidos para el juego. Otra recomendación es adecuar los juegos a las etapas correspondientes, promoviendo el desarrollo de habilidades motoras y sociales a través de la activad recreativa.

d) Autocuidado: En este apartado podemos ubicar actividades como el cambio de ropa, lavado de dientes, ducha, lavado de manos, por mencionar algunos. Recordemos que estas actividades se irán adecuando a la edad del niño, fomentando su independencia y alentándolo a que cada vez consiga hacer más cosas por sí mismo.

e) Lectura recreativa: Fomentar el hábito de la lectura resulta muy enriquecedor pues facilita la expresión de emociones, creatividad e imaginación. No necesariamente la lectura debe estar asociada a la hora de dormir, pues se han visto grandes beneficios de la lectura durante el día, buscando un espacio ventilado, iluminado y confortable, lo que resulta además de entretenido, muy relajante. Se recomienda compartir la experiencia de la lectura demostrando así interés en lo que el pequeño pueda analizar y llevarlo a la vida cotidiana.

f) Actividades de limpieza y organización dentro de casa: Mantener organizada y limpia su habitación, así como su espacio de estudio. Por edades, es importante delegar actividades como poner la mesa, preparar ciertos alimentos, guardar el súper, limpiar espacios de uso común. Debemos evitar remunerar cuando se hayan cumplido estas actividades, pues el mensaje puede ser confuso y queremos que comprenda la importancia de colaborar.

g) Actividad física: El beneficio de la actividad física en los niños es indiscutible. No solo mejora sus condiciones de salud, sino promueve la autoestima y vínculos afectivos.

Si tu pequeño padece enuresis, estos tips también ayudarán en su tratamiento, ¡recuerda que Goodnites te acompaña!

BIBLIOGRAFIA

Especialista en intervención en crisis y urgencias psicológicas; actualmente, brinda entrenamiento en Psicología de la Salud. Cuenta con más de 15 años de experiencia en la consulta privada y en intervención psicológica hospitalaria.

  • Compártela en: