Cómo puedo ayudar a mi hijo si tiene enuresis
Como Ayudarlo

Cómo puedo ayudar a mi hijo si tiene enuresis

7/4/2018 Por Ana María Espinoza Solís
La auto-reflexión es muy importante como padres o cuidadores de los niños, ya que pensar cuál podría ser el detonante que está generando este problema, es de gran ayuda.
 
Hay que involucrarse con el niño y su ambiente, acercarse a la maestra porque es ella quien puede arrojar partes clave que puedan estar afectando al niño. De la misma manera, la maestra debe estar en constante comunicación con los padres.
 
Observar por parte de los padres el comportamiento que tiene en casa, con las personas y en ambientes que no conoce. Acercarse y preguntarle sobre la relación que lleva con sus amigos y maestros. Por parte de la maestra, ver la relación con sus padres, hermanos y algunos otros familiares que vivan en la misma casa.
 
Comunicarte con tu hijo te permitirá estar alerta de si presenta cambios repentinos de conducta y estados de ánimo, por ejemplo, estar más depresivo, temeroso e incluso agresivo. Buscar la causa, pues alguien podría estar abusando de él ya sea psicológicamente o físicamente.

Formas de apoyar el tratamiento de la incontinencia

Sensibilizar a la familia o a la escuela: Asegurarse que la integridad del niño esté siempre protegida. Nunca evidenciarlo y menos compararlo. No permitir que nadie haga bromas de él, ni de lo que está aconteciendo.
 
Es una etapa más, así que esto es normal y debemos hacerle ver al pequeño que este momento se solucionará tarde o temprano, que no debe sentir culpa, ni vergüenza y menos angustia. Es parte de crecer y lo más seguro es que haya muchos como él. Que no es el único, ni es distinto a los demás.
 
Cambiar pequeños hábitos genera grandes cambios:
  • No beber líquidos mínimo una hora antes de ir a la cama a dormir. La misma cantidad de líquido que tome, será la misma que saque.
  • Tomar líquidos durante la noche hace que la vejiga se expanda. Lo mejor es evitarlos en los tiempos de vigilia o mientras el niño duerme.
  • Ir al baño antes de hacer la rutina de acostarse, y después de terminar con la rutina. (Al decir rutina, me refiero a ponerse la pijama, lavarse los dientes, darle beso a la familia, leer el cuento, etc).
*Si desde chiquitos van adquiriendo buenos hábitos, será mucho más fácil cuando llegue a esta edad.
 
Llevar una bitácora de los horarios en los que tomó el agua o algún otro líquido, cantidad de agua ingerida durante el día, tiempo que tarda en orinar, las veces que fue al baño durante ese tiempo, número de accidentes en cada noche, número de veces que orinó, etc.
           
Facilítale el camino para superar la enuresis:

Si se trata de enuresis nocturna

  • Dejarle al niño el camino accesible para el uso del baño.
  • Darle, si es necesario, una lamparita para que pueda llegar al baño.
  • Recordarle que si siente ganas, vaya de inmediato.
  • Proteger el colchón (existen fundas desechables).
  • Tener sábanas suficientes con la finalidad de que el cambio sea más rápido y el adulto se enganche menos con el evento.
  • Usar calzones desechables especiales para la noche que lo mantengan seco y no interrumpan el sueño ni del niño, ni del adulto y que permitan la independencia del él, es decir, que sean los que se suben y baja para que el niño intente hacerlo por él mismo sin depender del adulto. Yo te recomiendo que uses GoodNites®, calzones absorbentes y desechables fácil de usar. Conócelos y pide una muestra gratis aquí: www.goodnites.com.mx 

Si se trata de enuresis diurna:

  • Mandarlo continuamente al baño, quizá al principio cada 20 minutos.
  • Usar una bitácora del tiempo que tarda en hacer del baño y con base en eso, darle seguimiento. Independientemente de qué sienta o no, el niño irá conociendo su cuerpo y será más fácil ayudarle.
  • El uso de calzones absorbentes y desechables GoodNites®, facilitarán la independencia del niño, para que él mismo lo intente sin depender del adulto. Así, si se ensucia o no llega a tiempo, nadie se irritará. 
Hazlo responsable de sus actos para que tome consciencia y él mismo ponga de su parte para cambiar lo que sucede:
 
“La responsabilidad te hace libre y la libertad te hace responsable”
M. Montessori
 
Cuando suceda algún accidente, él deberá cambiarse de ropa y hacerse cargo de lo sucio. Por ejemplo:
  • Elegir su calzón y quitarse el sucio.
  • Poner las prendas mojadas en un bote especial.
  • Lavar sus calzones al día siguiente. Si es de día, en cuanto suceda el accidente.
Esto ayudará a que el niño sea más independiente, comience a tener más seguridad en uno mismo y ser más consciente sin dañar su autoestima, pues al responsabilizar al niño, la mamá/papá se enganchará menos y verá que no es cuestión de voluntad.
 
La mayor parte de los niños dejan de orinarse sin tratamientos. Es importante no descuidar las 3 vértices que forman el autoestima del niño.
 
 

BIBLIOGRAFIA

Maestra Titular Skoolly, anteriormente guía titular Montessori, tiene una Maestría en Neuropsicología y Educación. E-mail: [email protected]

  • Compártela en: