Causas de la enuresis en tu hijo
Causas Enuresis

Causas de la enuresis en tu hijo

7/4/2018 Por Ana María Espinoza Solís

El control de esfínteres es más un tema de desarrollo que de enfermedad. Es normal que ocurran accidentes en esta etapa, tanto físicos como emocionales.

Mientras más grande sea el niño o la niña, menos accidentes ocurrirán y los padres se sentirán más tranquilos, pues es señal de que no será un etapa eterna. Solo es cuestión de apoyo por algún tiempo. Está muy ligada con el autoestima y la confianza que tenga el niño de sí mismo.

Si no respetamos el ritmo de desarrollo, podemos causar la famosa enuresis. Si no está listo el niño/niña para controlar la pipí, será entonces un tema de estrés, ansiedad, decepción, bajo autoestima, entre otros.

Hay ciertas causas o factores que hacen que la incontinencia urinaria se prolongue tanto:

Factor psicológico en la escuela: Una etapa muy importante para el niño es la socialización. Con el autoestima que los padres ayudaron a construir, el niño sale y hace lo mejor que puede en la escuela, lugar donde sigue construyendo su autoestima pero con las bases que le dieron en casa.
Los maestros son quienes pasan la mitad o más del día con el niño, y tienen una parte fundamental en el desarrollo de su autoestima; los amigos también continúan el proceso de esta formación ya que el ser humano por naturaleza es un ser social.

Es muy importante que haya una comunicación entre los padres y los maestros. Si el evento está sucediendo solo en casa, debemos de comunicárselos, así como ellos a los papás, en caso de que pase en la escuela.

Hay que ser preventivo y apoyar al niño en cada proceso. Los maestros deben estar informando si está sucediendo algún evento importante para el niño, ya que esto sensibiliza a la maestra y estará alerta. Su ayuda puede contribuir a elevar el autoestima del pequeño.

La enuresis puede originar problemas como:

Bullying: La maestra debe detectar a los niños agresores de este tema y a los que su método de socializar es molestar a los demás.
La maestra es la encargada de estar al pendiente de que nadie intente dañar la integridad del niño ni con bromas, ni con comentarios fuera de lugar por parte de los pequeños o adultos. Además de que está obligada a guardar la información por profesionalismo ético.

En cuanto detecte a algún agresor, debe dar conocimiento a los padres y decirles los efectos causados. El reflejo de la casa se da en la escuela. Molestar a los demás, no es una forma de relacionarse.

La maestra también debe estar pendiente de quien tiene baja autoestima y hacer uso de su imaginación, conocimiento e instinto y ayudar al niño a confiar en el mismo.

También, si se concientiza al salón de clases que esto es un proceso normal desde un principio, no tiene por qué existir el bullying.

Back to school: Hay que identificar a los agresores y a los más sensibles. Estar alerta para que no sucedan eventos. Trabajar mucho con los niños que se considere que podrían ser candidatos al bullying o a ser buleados.

En el caso de enuresis en los primeros días de clase, no darle importancia al evento delante del niño y de los demás. Posteriormente, muy discretamente ayudar al niño. Establecer algún método motivacional entre la maestra y el niño para crear un vínculo más íntimo, de confianza y mantener comunicación constante con los padres. Los papás están obligados a decirle a la maestra para que ella esté preparada y tenga conocimiento del tema. Es recomendable dejar en la escuela alguna muda de ropa por cualquier imprevisto.

Factor psicológico en los maestros: Ellos podrían ayudar a detectar lo que sucede de la siguiente manera:
Si existiera algún cambio de estado de ánimo en el niño.
Si hay una comunicación constante entre los padres con la maestra y viceversa, ya sea para avisar que algún evento en casa o escuela está sucediendo.
Si la maestra mantiene elevado el autoestima del niño, a veces sucede que en la escuela no se moja, pero en casa sí. Por eso hay que estar en constantemente comunicación.

Factor psicológico, actitud ante el niño con enuresis:

Hay que alentar siempre al niño que puede lograrlo.
Nunca hacerlo sentir culpable, comprender que la solución no depende del pequeño.
No castigarlo.
No humillarlo.
No regañarlo.
Siempre festejarlo cuando lo logre.

Para que cualquier método funcione, hay que concientizar a los padres de que esto es normal y que deben tomar la actitud de no darle la importancia suficiente cuando la incontinencia se presenta.

 

BIBLIOGRAFIA

Maestra Titular Skoolly, anteriormente guía titular Montessori, tiene una Maestría en Neuropsicología y Educación. E-mail: anaes76@yahoo.com

  • Compártela en: